Una de las más bellas del municipio que lo  atraviesa de  Oeste a este. Se inicia la ruta  en la playa de Porcía, de gran interés paisajístico con sus islotes del "Boy".

   Siguiendo el camino en dirección a Valdepares pasamos por Cabo Blanco que recibe su nombre  de la coloración  blanquecina de  su  roca  que también  se  puede  apreciar  en  la  "Punta de La Atalaya" donde   la  fuerza   del  mar   ha   esculpido  un  puente  pintoresco.  Estas  Atalayas  han  servido  de "oteaderos" para localizar a las ballenas cuando su pesca era intensa en el Cantábrico.

   En Valdepares visitas de interés son la iglesia de San Bartolomé, construida a finales del S XVI y el Palacio que perteneció a la familia de D. Diego Castrillón Cienfuegos. En sus jardines se conserva  una fuente de aguas ferruginosas a la que se le atribuyen propiedades medicinales.